Podar rosales

¿Qué hacer en el jardín en Enero?

Enero es un mes de aparente letargo en nuestro jardín. Y te decimos solo de aparente letargo porque en las profundidades del suelo, las raíces de la gran mayoría de vegetales “siguen trabajando” para mantener hidratadas a las plantas y arbustos.

No obstante esto no significa que no podamos trabajar en nuestro jardín. Aquí os contamos unas cuantas tareas y trabajos que se pueden hacer en este mes de Enero.

Plantar árboles ornamentales y frutales

La mitad del éxito que obtengas con tus nuevos árboles del jardín, dependerá de que la elección sea acertada. Ante todo, debes valorar a las especies que encuentres en un paseo por los alrededores a tu domicilio, en los jardines, que hayan resistido el paso del tiempo, haciéndose cada día más hermosos, son los que te convienen. Unas cuantas especies que se adaptaran bien tanto en climas más frescos como climas más cálidos son:

  • Acacia de tres espinas (Gleditsia triacanthos)
  • Castaño de indias (Aesculus hippocastanum)
  • Chopo (Populus nigra)
  • Haya (Fagus sylvatica)
  • Roble (Quercus robur)
  • Tilo (Tilia cordata)

Castaño de indias Tilo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Nuestra recomendación es que siempre que compréis un árbol, sea en maceta. En el mercado también puedes obtener arboles a raíz desnuda y puedes ahorrarte un poco de dinero respecto al que está en maceta, pero el de maceta es mucho más fiable ya que ha estado enraizando toda una temporada y el trasplante no será tan agresivo.

Nos referimos por agresivo, a que las raíces de los arboles en maceta tienen mucho cuerpo y se adaptaran rápidamente a su nuevo entorno, en cambio los arboles con las raíces desnudas o cepellones tienes las raíces más finas y al trasplantarlos, pueden tener más problemas en adaptarse a la tierra, que el árbol no desarrolle adecuadamente y al final pueda acabar muriéndose.

Quercus robur

Los árboles frutales mejor aparte. No es buena idea plantar árboles frutales en medio de nuestro jardín, como si se tratasen de especies ornamentales; no lo son, y se nota mucho. Normalmente los frutales son especies poco agraciadas y algo sucias, su porte les delata. Por la incomodidad de sulfatar varias veces, la fruta que se pudre y se cae al césped, y las podas anuales es mejor dejarlos más apartados de la zona principal de nuestro jardín, donde están los arbustos y/o plantas.

 

 

Algunas variedades de frutales perfectas para el jardín son los cerezos, los ciruelos, los manzanos, los melocotoneros, los perales y los cítricos (Limonero, Naranjo, Mano de buda, Pomelo). Estos últimos se adaptan perfectamente en zonas más cálidas (clima Mediterráneo) por su poca resistencia al frio pero en zonas más frescas (Norte e Interior) tapándolos con manta anti-hielo durante el invierno y regando la tierra previamente a la caída de heladas, pueden sobrevivir sin dificultad.

Plantar árboles

¿Cómo plantar tus arboles correctamente en el jardín? Haz un hoyo amplio, donde quepa el doble del cepellón aproximadamente. Lo normal en árboles frutales de unos 3 años suele ser de 50 x 50 cm. Guarda la fértil tierra que has retirado al hacer el hoyo y mézclala con sustrato universal (nosotros te recomendamos el de la marca Floragard). A continuación echa unos 3-4 dedos de sustrato en la base del hoyo e intenta adherir algo también sobre la pared del mismo. Pon el árbol y rellena el hueco con la tierra que hemos sacado y que tenemos ya mezclada con la turba. Apisona ligeramente con el pie, manteniendo el tronco recto, para que toda la tierra quede bien compactada.

Después coloca uno o dos postes de sujeción, bien clavados en la tierra que no has tenido que retirar para hacer el hoyo y que su parte superior llegue a la parte inferior de la copa, atados con cintas flexibles de cuero o goma. Riega con la presión baja, abundantemente, para que el agua llegue a las raíces más profundas y se favorezca la captación de agua en riegos sucesivos o cuando llueva. Por ultimo añadiremos un puñado de abono granulado de lenta liberación como el Osmocote, cubriremos con uno-dos dedos de sustrato y volveremos a regar.

 

Arbustos y rosales

La poda de arbustos consiste en eliminar ciertas partes con el objetivo de favorecer su futura vegetación y floración. Aunque la poda de formación ha sido generalmente empezada por el vivero, es bueno continuar al menos los 2 o 3 primeros años que siguen a la plantación, en función de la especie, la velocidad de crecimiento y la forma que queremos. Si no has podado tus arbustos en diciembre ahora es el momento, aunque también puedes hacerlo hasta febrero, dependiendo de lo que se mantenga el frío en este año.

Podar rosales

Un Rosal que no se podase nunca, se convertiría en una masa enmarañada, con ramas vivas y otras muertas, con tallos pequeños y débiles y produciría flores de escasa calidad.

Con la poda se persigue eliminar la madera vieja y agotada para sustituirla cada año por tallos fuertes y vigorosos, que darán floraciones en cantidad y de calidad.

 

Cada año, la poda consistirá en cortar todos los tallos del año anterior que ya florecieron, dejando 4 ó 5 yemas (alguna más si prevés heladas tardías), procurando dar el corte justo por encima de una yema orientada hacia fuera para así evitar que se crucen muchas ramas en el centro. De las yemas que dejemos saldrán los brotes que darán las flores.

Podar rosales correctamente

Plantar rosales y arbustos

Este mes también podemos empezar a plantar los rosales llamados de invierno, que en primavera nos lo agradecerán con bonitas rosas. Son rosales muy económicos, hay una gran variedad y en Viveros Laraflor los servimos en maceta. Estos están cubiertos por una fina capa de parafina en las ramas, para protegerlas, así como las yemas, de las heladas.

 

Rosal Chrysler Imperial Rosal Adolf Horstmann

Como te decíamos, lo mejor es siempre comprarlos en maceta, ya que el desarrollo radicular es muchísimo mejor. Hay muchas variedades de rosales, el Chrysler Imperial (rosa roja y olorosa), el Tarde Gris (rosa de tono grisáceo), el Hippy (rosa bicolor, rosa y amarilla), el Perla Negra, el Adolf Horstmann, etc.

 

 

 

A pesar del frío y que, a simple vista parece que las plantas están inactivas, algunas variedades tienen flores en este mes de enero, como son los Rododendros, la Camelia sasanqua, las florecillas amarillas del jasminum nudiflorum, los Durillos (Viburnum tinus), los madroños (Arbutus unedo). Con estos arbustos podemos darle un toque de color a nuestro jardín.

Rosal Hippy Rosal Perla Negra

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Prevenir plagas y enfermedades

El Aceite de invierno se aplica únicamente sobre árboles ornamentales, frutales y arbustos DE HOJA CADUCA, es decir, sobre el ramaje y troncos pelados.

Aplicado en invierno es bueno para asfixiar cochinillas (plaga difícil de combatir si no se detecta a tiempo) y así en primavera esta plaga tendrá una incidencia menor en nuestros ejemplares. También mata los huevos del pulgón, huevos de ácaros y esporas de algunos hongos.

Como tratamiento preventivo para cochinillas y hongos es recomendable el hacer una aplicación cada mes durante todo el invierno.

El Aceite mineral de invierno forma una película sobre la madera que produce la asfixia a los insectos que quedan debajo.

Además, se pueden prevenir hongos como el oídio, la roya, la gomosis, que afectan a los árboles frutales, aplicando oxicloruro de cobre, también 1 vez al mes en invierno. Es aconsejable iniciar su aplicación cuando se caen todas las hojas, a finales de otoño, principio del invierno, dependiendo del año.

Esperamos que os haya sido útil la información sobre qué hacer en vuestro jardín en enero y lo más importante cómo tener bello y sano para el inicio de la primavera. Si tenéis alguna duda o pregunta podéis dejar un comentario en esta publicación o contactar con nosotros a través de nuestro formulario en la web o al email ayuda@laraflor.com

Un saludo a tod@s nuestros lectores :-)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario