Cómo combatir el pulgón en el huerto y jardín

Los pulgones o áfidos son un conjunto de pequeños insectos entre 1 y 5 mm, con un cuerpo blando redondeado, en ocasiones alados y que podemos encontrar en diversidad de colores: verde, negro, amarillo, naranja, gris, rojo…

Son insectos fitófagos y poseen un aparato bucal picador-chupador que utilizan para alimentarse de la savia de las plantas.

Poseen varios ciclos reproductivos. Uno de los cuales se caracteriza por poder reproducirse sin necesidad de un macho (partenogénesis). Esto les permite multiplicaciones muy rápidas y generar grandes colonias en poco tiempo.

Pulgones

COMO IDENTIFICAR UN ATAQUE

Suelen localizarse en las zonas más tiernas de la planta, como el envés de las hojas, los brotes jóvenes o los botones florales, donde pueden absorber la savia con mayor facilidad. Son fácilmente observables ya que tienen poca movilidad y permanecen sobre las plantas.

Conforme la colonia se multiplica, la extracción de los nutrientes de la planta es mayor y esto provoca un debilitamiento de la misma. Pueden aparecer distintos síntomas como deformaciones o abolladuras en las hojas y flores, decaimiento, pérdida de coloración y aparición de una melaza brillante y pegajosa sobre las hojas.  Esta melaza es excretada por los pulgones para eliminar una parte de los azúcares que asimilan de la savia.  Sobre ella puede desarrollarse algunos hongos como la negrilla. Además del ataque directo, los pulgones son dañinos ya que pueden ser transmisores de virus y enfermedades.

Pulgones en las acelgas

INSECTOS ASOCIADOS

Los pulgones suelen encontrarse asociados a la presencia de hormigas ya que éstas se alimentan de la dulce melaza que generan. Las hormigas a su vez se encargan de expulsar a los posibles predadores de éstos.

Entre esos predadores naturales se encuentran las mariquitas y las crisopas, que devoran grandes cantidades de pulgones ya desde sus fases larvarias. También algunas larvas de dípteros (moscas), algunos himenópteros (avispas) y algunas especies del género Aphidius se alimentan de los pulgones.

Ataque de pulgón a adelfas

PORQUE APARECEN LOS PULGONES

Debemos tener en cuenta que los pulgones en sí no son malos y que forman parte de la biodiversidad de nuestro huerto  o jardín. El problema viene cuando se rompe el equilibrio y la población de pulgones es tan abundante que no puede ser controlada por sus predadores provocando daños irreversibles sobre nuestras plantaciones.

Las temperaturas cálidas y el ambiente seco favorecen su desarrollo por lo que  solemos encontrarlos principalmente en primavera y verano.

Los monocultivos, el exceso de abono nitrogenado, el riego inadecuado o la plantación fuera de temporada son características que pueden generar plantas débiles y por lo tanto más propensas a sucumbir a las plagas y enfermedades.

Mariquita comiendo pulgones

COMO EVITAR LA PLAGA DE PULGÓN

Las técnicas culturales nos ayudan a mantener nuestras plantas sanas, fuertes y vigorosas reduciendo la posibilidad de ataques masivos de pulgón. Esto lo conseguimos proporcionando a nuestras plantaciones las condiciones óptimas de cultivo: orientación, sustrato, abonado (sobre todo no abusar del nitrógeno),  riegos, luminosidad, etc. Poseer plantaciones con una gran diversidad de plantas así como la rotación de cultivos favorece el control de las plagas. Además podemos tener entre nuestros ejemplares algunas plantas que sean repelentes naturales como la salvia, lavanda, capuchina, ortiga, menta, cilantro, albahaca, ajo, romero….

Una vez que tengamos nuestras plantas en el jardín o huerto, la mejor manera de evitar una plaga de pulgón es prevenir el ataque vigilando y examinando regularmente nuestras plantas. De esta manera podremos actuar nada más ver los primeros ejemplares.

 Comprar planta de lavanda angustifolia  Comprar planta de romero rastrero

COMO COMBATIR Y ELIMINAR EL PULGÓN

Si hemos descubierto algunos pulgones en nuestra plantación la manera más inocua para nuestras plantas, la fauna auxiliar y nosotros mismos es efectuar directamente una retirada manual. Pero si no disponemos de tiempo para realizar este minucioso trabajo o si ya hemos descubierto la plaga en un estado avanzado podemos encontrar distintos productos fitosanitarios que nos ayudarán a eliminarlos.

 Comprar aceite de Karanja  Comprar Insecticida Sistémico para combatir el pulgón Comprar Insecticida Polivalente Masso

Esperamos que os haya sido útil la información sobre cómo reconocer y combatir los pulgones, probablemente, la plaga más común en nuestros huertos y jardines. Si tenéis alguna duda o pregunta podéis dejar un comentario en esta publicación o contactar con nosotros a través de nuestro formulario o al email ayuda@laraflor.com

Deja un comentario